barra

Cristián Saieh Mena, socio de Puga Ortiz Abogados.

“Conflictividad laboral y la nueva realidad de la negociación colectiva en Chile”.

Gran concurrencia de empresarios, altos ejecutivos, líderes sociales y sindicales tuvo taller dictado por Cristián Saieh, socio de Puga Ortiz Abogados, en la Cámara Española de Comercio de Chile. La iniciativa buscó entregar una comprensión estratégica de la nueva realidad de la negociación colectiva en Chile. (Poner hasta aquí y un ver más)
La conflictividad laboral va en aumento. Demandas sociales y sindicales ocupan la agenda nacional, derivando, incluso, en situaciones de uso de la fuerza.
Los casos están a la vista. La Gran Minería del Cobre, Servicio de Impuestos Internos, Registro Civil, y correos de Chile, son claros ejemplos de un nuevo escenario.

Ante esto, resulta innegable la necesidad de comprender a fondo el contexto y desarrollar nuevas destrezas empresariales y ejecutivas, tanto para la gestión de relaciones laborales, como para el adecuado desempeño ante negociaciones colectivas.
Negociar es una comunicación entre dos o más personas cuyos fines están en la senda de solucionar un conflicto o bien, tomar una decisión.

Para lograr una negociación exitosa, hay cuatro habilidades profesionales que ambas partes deben tener en cuenta y desarrollar.

1. Preparación exhaustiva: Sin preparación, aumenta el riesgo de generar un conflicto. Hay que anticiparse a la jugada del otro.
2. Propósito: Saber qué quiero y para qué lo quiero.
3. Prudencia: Tiene que ver con la actitud de acercarse a lo justo, a lo prudente.
4. Paciencia: Un buen negociador nunca se acelera.

¿Por qué fracasa una negociación?

Saieh explicó que uno de los principales problemas con los que se ha encontrado en la mayoría de las empresas a las cuales ha asesorado, es la falta de preparación. “Muchas veces los encargados de Recursos Humanos no le dan la importancia que requiere el lograr una buena planificación, y la verdad es que ésta cobra cada vez mayor relevancia”.
Cristián señaló que las empresas negocian con personas, no con sindicatos. De ahí la importancia de conocer bien a quien tengo al frente, cómo se comporta al interior de la organización, cuáles son las demandas sindicales que hay en el sector, en la industria, etc. “La negociación colectiva es un proceso complejo, porque involucra importantes beneficios colectivos para ambas partes, por eso hay que tener cuidado con la preparación”. Argumentó el experto, quien enfatizó en que “una preparación que no es exhaustiva, conduce al fracaso de las negociaciones”.
Para tener relaciones laborales consistentes y productivas, es fundamental que trabajadores y empresarios tengan claridad respecto a cuáles son los derechos y obligaciones que ambos tienen en el proceso.
Nuestra realidad
En Chile, cerca de cien mil trabajadores votan la huelga. De ellos, sólo treinta mil paralizan efectivamente sus funciones, paro que no supera los doce días laborales.
Al respecto, Cristián Saieh, explica que el derecho de huelga en Chile sólo es eficaz para trabajadores de altos ingresos. “Una persona que gana cuatrocientos mil pesos, que es el sueldo promedio en nuestro país, si se paraliza por muchos días, a fin de mes no lleva plata a su casa. Esa es la realidad”.
Si bien el derecho a huelga está correctamente consagrado en nuestra legislación, existe por otro lado una distribución bastante dispareja de los ingresos, lo que hace que este derecho sea bastante poco efectivo, lo que sumado al derecho a remplazo que tienen las empresas (y que existe en muy pocos países), dificulta que los trabajadores tomen la huelga como una medida efectiva de presión cuando ven fracasada la mesa de negociación.

Cristián Saieh Mena