barra

“Crowdfunding”, otro negocio financiero con escasa regulación y alto riesgo de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo

El “Crowdfunding” es un proceso mediante el cual a través de plataformas de Internet, se obtienen fondos para financiar proyectos recibiendo aportes de dinero hechos por inversionistas individuales, a cambio de un beneficio económico o social. La financiación se puede dar en formato de donaciones, compra de acciones o préstamos, en términos generales.

En menos de una década, la evolución de esta industria ha demostrado su importancia como mecanismo para lograr una mayor inclusión financiera facilitando el financiamiento rápido y de bajo costo a Pymes. Las cifras hablan por sí solas: el volumen de crédito otorgado a través de estos canales en el mundo pasó de MMUS$ 6.400 en 2013 a MMUS$ 34.400 el 2015, según datos de la Organización Internacional de Comisiones de Valores. En América Latina, según un estudio de la Universidad de Cambrigde, KPMG y CME Group, durante el 2015 Chile lideró este tipo de inversiones, con transacciones por MMUS$ 47.57 y con un crecimiento del 200% respecto del 2013.

No obstante sus bondades, presenciamos un fenómeno en el que una vez más la innovación se adelantó a la regulación. Tanto en América como en la UE, el marco legal se ha desarrollado en forma posterior, sin cubrir todas las modalidades de crowdfunding y como respuesta ante su acelerado crecimiento en un ambiente de desconfianza en el sector financiero tradicional. Chile sigue la tendencia, la industria ha operado sin regulación desde el 2011, pese a que en el 2012 la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras denunció ante la Fiscalía a un actor del mercado por infringir la Ley de Bancos que prohíbe a las personas no autorizadas captar dineros del público o realizar correduría de dinero o de créditos. En diciembre de 2016 el Consejo de Estabilidad Financiera creó un grupo de trabajo para evaluar su regulación.

En relación a lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, hay preocupación ya que la delincuencia organizada podría trasladarse a estos nuevos negocios no regulados para cometer los ilícitos.

Por otra parte, esta actividad presenta características que la hacen vulnerable per se frente a estos delitos: transferencias internacionales de dinero, el posible anonimato de las donaciones, el ocultamiento del beneficiario final, el uso de métodos de pagos electrónicos y tarjetas prepagadas para hacer aportes, la aceptación de efectivo por algunas plataformas, la falta de verificación de los proyectos promocionados, la posibilidad de crear proyectos “pantalla” y la falta de seguimiento posterior a la recaudación son considerados factores de riesgo.

También se advierte la necesidad de educar a otros sectores, a fin de que sean capaces de detectar señales de alerta y reportar a la UAF actividades sospechosas relacionadas con crowdfunding, por ejemplo: cuenta bancaria que recibe fondos en efectivo de distintos individuos o a través de múltiples transferencias y luego son transferidos a portales de crowdfunding, cuenta que recibe depósitos de sitios crowdfunding y luego realiza únicamente retiros en efectivo.

Por Mauricio San Miguel, socio de Puga Ortiz Abogados. Experto en Compliance, Gobiernos Corporativos y prevención del lavado de Dinero.

http://www.capital.cl/capital-legal/2017/05/12/139368/crowdfunding-alto-riesgo-de-lavado-de-dinero-y-financiamiento-del-terrorismo

Mauricio San Miguel, socio de Puga Ortiz Abogados