barra

Juan Esteban Puga actualiza libro sobre delitos concursales

El abogado Juan Esteban Puga Vial, acaba de dar a conocer su libro titulado, “Los Delitos Concursales”, obra que faltaba para cerrar la trilogía con que el socio de Puga Ortiz ha venido a reemplazar sus anteriores textos destinados a la quiebra. Hoy dicha trilogía de derecho concursal se viene a ajustar a la nueva Ley N°20.720 sobre Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas.

Juan Esteban Puga concuerda más con los adelantos de la Ley N°20.720 en materia penal que con los otros aspectos de dicha ley. ”Aplaudo reducción de la compleja malla de delitos que contemplaba el régimen derogado y también la determinación temporal más precisa del tiempo de comisión. Sin embargo, lamento la eliminación de figuras que tienen un reconocimiento universal como la manifestación extemporánea de la insolvencia por parte del deudor y la continuación de sus actividades económicas mediante arbitrios ruinosos y algunas figuras de negligencia deliberada- como eran los delitos de quiebra culpable en el antiguo régimen-“, señala el experto, quien critica algunas falencias de la técnica jurídica empleada, en especial en el nuevo tipo del art.463 del Código Penal.

“Reconozco en la ley aciertos como las nuevas normas de participación, donde se persigue no sólo a funcionarios orgánicos de las personas jurídicas, sino también a los administradores ocultos y a los controladores que en los hechos dirigen y administran las compañías. Este es un cambio sustancial que traerá efectos imprevisibles en la práctica concursal” Explica el abogado, quien enfatiza que en general, las teorías sobre la naturaleza y estructura del delito concursal son mantenidas por el nuevo régimen y, por lo mismo, en esta nueva publicación.

El autor, con todo, cree ver en la reforma un cambio de paradigma en el sentido de que el sistema emigraría de uno cuyo objeto jurídico o bien jurídicamente tutelado era la protección de la buena fe crediticia a otro que estaría más centrado en la eficacia del proceso concursal, esto es, enfocado más bien a la correcta administración de justicia. La pregunta sobre este tema queda, eso sí, más abierta e inconclusa que en los textos anteriores amparados en el antiguo régimen.