barra

Rodrigo Weisner en Revista Electricidad: “Ojalá nunca se nacionalice el recurso hídrico”

El especialista afirma que lo más probable es que se hagan ciertos ajustes al Código de Aguas actual, pero que cuando se habla de “nacionalización” de este elemento el escenario no sería muy claro ni beneficioso para nadie.

El abogado del estudio jurídico Puga Ortiz, y ex director general de Aguas durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, Rodrigo Weisner, conversó con Revista ELECTRICIDAD acerca del futuro de la administración de los recursos hídricos.

Usted participó en la redacción de la Reforma Constitucional al Código de Aguas en 2009, la que aún se encuentra en el Congreso, ¿qué valoración le da hoy?

Lo que hacía la Reforma Constitucional era elevar el carácter de bienes de uso público que está en la ley a rango constitucional, de manera que ninguna ley pudiese borrar el carácter que hoy tiene el agua como un bien nacional de uso público.

También zanja la discusión jurídica, señalando que los glaciares también son bienes nacionales de uso público. Después, lo que hace (la reforma) es permitir y abrir el espacio para que una legislación logre establecer nuevas facultades y mayores regulaciones en torno a los distintos usos del agua.

¿Qué podría pasar con el proyecto de Reforma Constitucional? ¿Cree que podría reactivarse?

Creo que la Reforma Constitucional no es dañina, permite avanzar en lo que el país requiere: actualizarse en materias de regulación de agua, y yo creo que existe espacio suficiente y los votos para que eso avance. Cosa distinta es si comienza la idea de nacionalizar este recurso, que es otro mundo y ojalá eso no ocurra nunca. Cuando lo escucho, pienso ¿de qué estamos hablando? Son bienes de uso público, no puedes nacionalizar algo que es un bien nacional.

Si uno se basa en lo que ha escuchado en los sectores más progresistas de la Nueva Mayoría, el camino va más hacia un debilitamiento del derecho de propiedad.

¿Cómo evalúa el uso de agua por parte de la industria energética?

El potencial hidroeléctrico de las centrales de pasada que tenemos aún para desarrollar debe superar los 8.000 MW por lo menos, y hay un tremendo potencial que no se ha desarrollado por un problema de los especuladores de derechos de agua, que en Chile aún existe y de manera grave.

Rodrigo Weisner, socio de Puga Ortiz Abogados