barra

Rodrigo Weisner: “Habría que modificar el sistema de patentes por no uso”

El abogado, socio de Puga Ortiz, analizó los anuncios hechos por la Presidenta Michelle Bachelet el 21 de mayo en relación a los derechos de aguas.

-¿Es una buena opción la que se plantea para hacer esta reforma?
-Es buena idea reimpulsar la reforma constitucional del 2010 para dar al agua y a los glaciares el carácter de bienes nacionales de uso público, abriendo la puerta para que se establezcan las caducidades por el no uso de derechos, sin –con todo esto- poner el riesgo el derecho de propiedad.
Respecto a los proyectos de ley que están en el Congreso para modificar el Código de Aguas, que son diversos, tienen cosas buenas y malas, por lo que hay que mirar con cuidado esa opción.

-¿Es necesaria esta reforma constitucional para limitar el uso de los derechos?
-El actual Código de Aguas permite hacer eso, a través del decreto de escasez cuando los propios usuarios no logran distribuirse el recurso disponible quitándole a unos usuarios en beneficio de otros, previo pago de una indemnización; la reducción temporal del ejercicio de derechos sobre aguas subterráneas  y  las propias organizaciones de usuarios a través del prorrateo, que implica que los propios usuarios se restringen en el uso de las aguas superficiales.

-¿Entonces qué podría perseguir esta reforma?
-Sería necesaria, por ejemplo, para establecer caudales ecológicos en los ríos en el caso de los derechos de agua otorgados antes del año 2000, cuando este concepto no se exigía o si se quisiera redistribuir el agua, pero con otra reforma no la del 2010. En ese sentido, me parece que se debiese avanzar en la reforma del 2009 y dotar de recursos presupuestarios a la DGA para que pueda aplicar las herramientas que hoy otorga la ley, y que, por falta de presupuesto, dicho organismo lo no ha podido hacer a cabalidad.

-¿Qué habría que hacer con el pago de patentes?
- Habría que modificar el sistema de patentes por no uso, porque hay muchos que por su tamaño no están afectos y especulan con eso y hay dificultades para ejercer el cobro. Esto está entrabando muchos proyectos de centrales de pasada  pequeñas y medianas. Además, este sistema no es para recaudar fondos, sino que para liberar el agua y a nueve años de aplicación de ese sistema eso no ha sucedido, por eso habría que subir el monto de pago, ampliar el universo de derechos afectos y mejorar el sistema de cobro.

Entrevista Diario Financiero

 

 

Rodrigo Weisner, socio de Puga Ortiz Abogados